El ciclismo urbano nace en la necesidad de las personas de querer moverse por la ciudad de forma ágil, cómoda, eficiente y sostenible.

La bicicleta cumple 200 años y uno de sus roles en el entorno urbano es minimizar el impacto ambiental que genera el uso y abuso del auto que a lo largo de los años ha estado usurpando el espacio que la bicicleta supo tener en el pasado.

Las personas han estado buscando (y aún lo siguen haciendo) otras formas de moverse por la ciudad desde hace muchos años ante la imposibilidad de poder hacerlo de forma eficiente arriba de un auto, y muchos encontraron en la bicicleta ese medio de transporte que puede ofrecer esa eficiencia que ningún otro tiene, sin ninguna duda.

El ciclista que usa la bicicleta para ir al trabajo, llevar a sus hijos a la escuela, hacer las compras en el mercado quiere poder hacerlo de forma cómoda y segura y es por eso que exige que la infraestructura y su entorno se adecuen a esos requerimientos que no son otra cosa más que lo que la bicicleta necesita.

En mi caso he crecido casi educado en un mundo de autos, donde te decían que tener un auto era alcanzar un objetivo en la vida, que con el auto podías llegar a todos lados en el menor tiempo posible, y así me fueron formando. Hoy ya grande, he comprendido que tan equivocados estuvieron todos aquellos que me han formado esa visión de lo que son objetivos en la vida, sin embargo, hoy he podido darme cuenta que hay muchas otras formas de movilidad y que cada una de ellas genera diferentes efectos urbanos.

La bicicleta llego para quedarse, en realidad nunca se fue, solo que en su larga historia ha sido desplazada progresivamente por el avance de la industria automotriz y que apoyada en su poder económico ha sabido imponer un discurso auto-centrista que los gobiernos supieron capitalizar como variable económica en favor de quien sabe qué…en favor de las personas sabemos que no.

El ciclismo urbano evoluciona porque existe la necesidad de crear nuevas opciones de movilidad que dejen de saturar las ciudades y sometan a quien usa el auto a una realidad de la que ni ellos pueden escapar: el auto contamina la ciudad.

La bicicleta no es una moda, es un medio de transporte que afortunadamente hoy nos esta marcando un camino y sigue creciendo y ganando adeptos porque es fácil darse cuenta de las grandes posibilidades que este noble medio de transporte te puede dar.

Eficiencia y sostenibilidad, dos grandes cualidades de la bicicleta entre otras, no son meras palabras “modernas”, son el resultado de una simbiosis que se da entre la bici y el usuario que ponen de manifiesto el poder que tienen las dos ruedas dentro del entorno urbano donde se mueve.

Si nos proponemos mirar un poco hacia el futuro y evaluar que posibilidades tiene la bicicleta frente a otros medios de transporte veremos que casi no hay límites y que podemos seguir pensando a la bici como el mejor y mas económico, eficiente y sostenible medio de transporte del mundo; y más aún si lo pensamos en combinación con medios masivos de transporte como el tren, el bus o el subte (metro), algo que se da en llamar: intermodalidad, otra palabra que parece estar de moda, pero que resume un horizonte lleno de posibilidades para que la gente se pueda mover por la ciudad con mayor comodidad y seguridad.

La bici no esta de moda, la bici es el presente y futuro de nuestras ciudades.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s