Basta de violencia vial

Desde hace ya algunos años que decidí moverme en bicicleta por la ciudad, y lo que fui aprendiendo con el paso del tiempo es que arriba de la bici todo se ve diferente.

La gente, los autos, las luces, los ruidos y olores, el entorno todo es diferente cuando pedaleas, y eso te da una sensibilidad especial en cuanto a la percepción de lo que sucede a tu alrededor.

El miércoles 17 de enero de 2018 participe de una marcha en bicicleta convocada por una asociación de ciclistas de la ciudad de Buenos Aires y apoyada por muchas otras organizaciones civiles y ciclistas urbanos, que motivados por el incremento de la violencia vial y por la sucesión de varias lamentables muertes, se congregaron en las calles de la ciudad de Buenos Aires para decir BASTA DE VIOLENCIA VIAL.

Las calles por un momento se llenaron de ciclistas ávidos por encontrar una respuesta a tanta violencia y yendo tras la búsqueda de una solución que llene el vacío que va dejando cada víctima por siniestros viales.

Cada pedaleada que daba me hizo sentir que la próxima víctima podía ser yo, o vos, o el que tenía a mi lado o esa persona esperando en la esquina. Cualquiera de nosotros puede sufrir a manos de alguien que, por irresponsabilidad, desidia, desprecio a la vida, adicciones, o simple locura, te quita lo más preciado que puedes tener: LA VIDA.

Imaginaba el dolor profundo que debían sentir quienes perdieron a un ser querido por culpa de la locura, la prepotencia y la intolerancia vial, y se me cerraba de a ratos la garganta. Se me hacía difícil conseguir claridad en mi pensamiento para poder transmitir lo que me pasaba.

biciblanca

Ese camino recorrido por las calles de la ciudad me fue llenando de imágenes que bien podían ser parte de un álbum de fotos de lo que habitualmente veo en mis salidas diarias en bicicleta, pero no fue así; a decir verdad, cada imagen que capturaban mis pupilas eran parte de una realidad que muchos no ven o se niegan a ver, y esa ceguera total o parcial distorsiona el entorno y provoca ver las cosas de una forma muy diferente a lo que realmente es.

Abrir los ojos y que entre la luz es parte del camino que todos debemos transitar, y no cerrarnos en la misión de creer que el más fuerte es quien triunfa, sino entender que el más débil es quien tiene más chances de perder. Eso es sensibilidad, y sin sensibilidad no podemos avanzar ni evolucionar para reconocer que una vida vale mucho más que llegar rápido, o pasar primero.

No logramos entender el valor que tiene el respeto y lo fácil que es ejercerlo y eso se debe principalmente a la falta de sensibilidad de la que hablaba.

Uno busca respuestas, y solo recibe un vacío, que se diluye en el aire como el agua en los dedos. Y duele que quienes deben darnos las respuestas, no lo hacen, y parecieran esconderse detrás de temas que distan mucho de ser importantes, si los ponemos en la balanza junto a las muertes de personas que solo andaban en bicicleta.

BASTA DE VIOLENCIA VIAL…YO QUIERO VIVIR!

Ver videos #BastaDeViolenciaVial

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s